El fraude educativo continua…

Después de la difícil experiencia que viví en las fechas decembrinas del 2015 al enterarme que la Universidad a la que actualmente asistía desde hace un año había decido cerrar dejando inconclusa mi carrera en administración de empresas turísticas.

A partir de ese momento empecé poco a poco a indagar información y me di cuenta que esta empresa tiene la matriz en la ciudad de México y esta como Aliat Universidades la cual tiene sedes en casi todo el país y la cual ya tiene historial de fraude en Yucatán (Mi Punto de Vista) al igual que graves problemas de titulación (El Diario de Yucatán) y en otras entidades de México del cual realice una publicación en mi Dreams Beyond Borders’ Blog titulada “El Fraude de la Educación en México, un gran negocio”

La educación privada se está convirtiendo en una manera de hacer fraude y mientras no haya o no se den a conocer las medidas que regulan este tipo de empresa esto seguirá en aumento.

Como alumna precavida  cuando estaba buscando una universidad me puse a investigar y la Universidad de Estudios Avanzados en San Luis Potosí estaba respaldada por la Secretaria de Educación Pública ya que contaba con RVOE (Registro de Validez Oficial en Educación)

Universidades privadas como está son en muchas ocasiones la única opción que encontramos algunos jóvenes adultos que tenemos que trabajar de tiempo completo, algunos tienen familia que dependen de ellos  y esta modalidad sabatina son una opción viable para poder continuar con el sueño de tener una carrera universitaria.

Como parte una comunidad de jóvenes retornados y deportados a México esta opción además de  cubrir con las características antes mencionadas me pareció una idea si bien no la mejor era la única para poder ingresar a la universidad ya que además mi nivel académico en español era demasiado déficit y no me consideraba candidata para aprobar un examen de admisión de alguna institución pública.

El día de hoy al navegar por internet veo una nota periodística de Global Media Mx “Descubren que su escuela es “patito” a días de graduarse” en donde comparte el caso de una joven que justamente antes de graduarse de la preparatoria se enteró que la dicha escuela no estaba incorporada a la SEP y esto porque la joven acudió a las oficinas de la SEP para pedir historial académico  sobre la escuela ya que estaba le estaba cobrando por cada examen extra ordinario presentado.

Por mencionar otras experiencias que he tenido con escuelas de idiomas las cuales de igual manera se basan en este tipo de fraudes. La pregunta ahora es, ¿Que hace el gobierno mexicano para prevenir este tipo de fraude a jóvenes que tienen el sueño de tener un título universitario?  ¿Cómo es posible que la Secretaria de Educación Publica pueda suspender la afiliación de alguna institución sin embargo permite que sigan operando y esto lleva a que sigan realizado algún tipo de fraude?  ¿A caso los lineamientos que la SEP tiene para incorporar a una institución no son suficientes para garantizarnos como alumnos que nuestra inversión no será perdida?